lunes, enero 28, 2008

Terapias alternativas: Flores de Bach para angustia y ansiedad (Dra. Margarita Madrid Guillen)

Las Flores de Bach se destinan a restaurar el equilibrio, identificando los sentimientos negativos que se experimentan y mostrando, nuevamente la luz, al final de un largo y oscuro túnel. Son inocuas, útiles para adultos, niños, animales y plantas, seleccionadas individualmente. La personalidad y emociones son los responsables del bienestar mental y físico, en general. Estas esencias tratan a la persona en vez de la enfermedad y, en consecuencia, la causa en lugar del efecto. Ayudan a aliviar traumas emocionales que perturban a muchos seres humanos. No es un tratamiento para dolencias particulares, pero como el cuerpo responde de forma positiva o negativa al modo de pensar y sentir, al ayudar a sentir positivamente tendrá la oportunidad de responder, igualmente, de manera positiva, restableciéndose así la mejoría general del ser, en su conjunto.

La angustia y ansiedad están causadas por factores fisiológicos y psicológicos, el estrés diario precipita la ansiedad. El desencadenante es menos evidente cuando los impulsos emocionales internos causan conflicto. Los impulsos surgen por acontecimientos ambientales a los que cada quien está especialmente sensibilizado y la angustia representa el temor de perder el control de impulsos y acciones que puedan resultar.

Las manifestaciones directas, como reacciones de huida o lucha puestas en marcha por fantasías amenazadoras son descargas del sistema nervioso. Los episodios agudos de ansiedad, es decir, los ataques de pánico son las manifestaciones principales. Pueden ocurrir de forma repetida y son experiencias vitales muy dolorosas que ocurren de forma repetida durante un periodo, persistiendo por unos minutos o hasta 1 a 2 horas. Se experimenta sensación repentina y de la nada de terror, temor de alguna catástrofe que impide, temporalmente, el pensamiento racional. Aparecen taquicardia, palpitaciones, dolor en el pecho de tipo punzante, temblores visibles, sudoración, sensación de mariposas en el estómago, mareos; a veces, náuseas y diarrea, falta de aire que conduce a hiperventilar, sensación de hormigueo y adormecimiento alrededor de la boca y dedos de manos y pies. Estos síntomas complican la ansiedad del paciente y se añaden a la frecuente convicción de que está a punto de perder la conciencia o morir.

En la ansiedad crónica, los síntomas son similares, aunque menos intensos, pero de mayor duración, como semanas y meses. Hay una tensión y aprensión generalizadas, tendencia a irritarse fácilmente, inquietud, incomodidad e incertidumbre sobre el futuro, fatiga crónica, dolor de cabeza, insomnio y dificultad de concentración.

Debido a manifestaciones cardíacas, los ataques de angustia pueden ser confundidas con un infarto. El remedio Aspen se usa para el temor de origen conocido o desconocido, aprensión, temores vagos no claramente definidos que pueden ser perturbadores, al no identificar su causa. La Flor de Bach Star of Belem es el remedio para aliviar traumas iniciales, estados de shoks y crisis agudas de preocupación, ansiedad o desesperación. Hay múltiples Flores de Bach con beneficios similares.

1 comentario:

Liz Mendoza dijo...

Puedo confirmar que las flores de Bach es un excelente tratamiento tanto para enfermedades físicas como mentales . Conocí este maravilloso tratamiento a través de una guía "Curar con Flores de Bach", http://www.remediemos.com/salud17.htm aquí te guían paso a paso como y cual usar de acuerdo a cada caso. Las Flores de Bach, totalmente naturales y sin efectos secundarios, no sólo pueden llevarnos hacia el bienestar, sino que nos ayudan a encontrar un nivel más profundo de resolución de los conflictos