lunes, julio 27, 2009

Salud y vida

Digamos NO a las arrugas

“Es difícil convencer a las mujeres del encanto y expresividad de las arrugas”, señala L’Herbolario, empresa cosmetóloga naturista. “Pocas tienen la suerte de verla instalarse de modo placentero, como huellas de muchas sonrisas; casi siempre entristecen la expresión y subrayan, negativamente, las facciones”, agrega.

Sin embargo, es realmente posible retardar su aparición, conservar por largo tiempo el esplendor de la juventud y mantener un aspecto fresco y luminoso, con sólo adoptar hábitos de vida más sanos y usar bien los cosméticos más adecuados para el propio tipo de piel. Siga estos consejos:
  • No exponer nunca el rostro al sol sin haberse aplicado una buena crema de protección. La exposición desenfrenada a los rayos solares es la principal responsable del envejecimiento precoz de la dermis. Tomar aún mayores precauciones con las lámparas bronceadoras.
  • Dormir suficientemente, cueste lo que cueste.
  • No pasar el fin de semana frente al televisor. Salir a pasear, andar en bicicleta, o respirar, preferentemente en un bosque o parque.
  • Consumir leche, huevo, albaricoque, melón y zanahoria, que dan luminosidad a la piel; melocotones, legumbres secas, germen de trigo, avellanas y almendras, que proporcionan elasticidad.
  • En lo referente a café, alcohol y tabaco, dosificarlos con juicio.
  • Antes de acostarse, eliminar siempre la base y maquillaje.
  • Dar importancia a la limpiza profunda o exfoliación, incluso si se tiene piel seca; eliminar las células muertas que produce la piel grasa.
  • Dar con regularidad un automasaje, hacer gimnasia facial y utilizar, periódicamente, productos antiedad.

1 comentario:

alcereza dijo...

yo creo que uno debe ser feliz con los cambios que se producen en nuestro cuerpo, arrugas, canas, etc. porque todos ellas son reflejos de nuestra experiencia.