lunes, noviembre 23, 2009

Terapias alternativas: Carbón activado (Dra. Margarita Madrid Guillen)


Es un polvo fino, negro, sin olor ni sabor. Proviene de la madera y otros materiales expuestos a altas temperaturas que luego se activa para aumentar su capacidad de reabsorción. Se adquiere en farmacias y tiendas naturistas.

Se indica para tratar meteorismos y diarreas; es útil en infecciones por virus y bacterias o productos de desecho y en intoxicaciones accidentales de niños pequeños. En envenenamiento, evita la absorción de estos tóxicos o medicamentos en el estómago e intestino. Se emplea con éxito para filtrar contaminantes del agua. Al añadir agua al polvo se obtiene una pasta que se aplica en forma externa para calmar dolor y picor de mordeduras y picaduras.
Al tomarlo, actúa uniéndose a sustancias irritantes en el estómago o intestinos evitando que el tóxico se disemine en el cuerpo y se elimina por la vía fecal. En intoxicaciones graves se necesitan varias dosis.

Quien lo toma después de una comida capaz de producir gas excesivo tiene menos meteorismo que quienes no lo hacen. Es eficaz para contrarrestar diarreas, estreñimientos y espasmos abdominales, combinado con áloe, acidophilus y zaragatona ayuda a controlar manifestaciones de colitis ulcerosa.

Debe ingerirse mezclado con algún líquido. Para contrarrestar la diarrea o gases puede tomarse en comprimidos, cápsulas o espolvoreado en alimentos. Puede interferir en la absorción de medicamentos y nutrientes, como vitaminas y minerales. No debe mezclarse con chocolate, helados o bebidas gaseosas, ya que esto impide que actúe en forma adecuada. Ocasionalmente, puede producir inflamación o dolor estomacal. No debe tomarse más de tres o cuatro días seguidos, ni usarse en niños menores de tres años.

1 comentario:

Leonel dijo...

hola!, este mismo carbon serviria para un aquario o pecera? es que por donde vivo las tiendas especializadas ya no lo venden.