lunes, junio 28, 2010

Los coras y la salud

Derrame de bilis

Afección causada por alteraciones emocionales, debidas a "corajes y sustos" frecuentes o por un "gran gusto al volver a ver a un familiar que ya lo hacían muerto". Afecta a quienes no saben controlar esas emociones, según el Diccionario de Medicina Tradicional de México, de la UNAM, cuya función es sólo cultural.

Los síntomas se presentan por las mañanas y son sabor amargo en la boca, dolor en la boca del estómago, pérdida del apetito y latido (trastorno estomacal); cansancio en los pies al caminar y color amarillento en conjuntiva y semblante. El latido, que normalmente está en la región umbilical, pero como el enfermo no come, tiene el estómago vacío y "el latido camina a ese lugar" y allí se instala.

Para su tratamiento se administran infusiones de sabor amargo y masajes destinados a "juntar la bilis" en un solo punto para expulsarla. El latido se cura con masajes en el vientre para "jalar(lo)" de la boca del estómago al ombligo, donde se localiza en personas sanas.

Las infusiones se dan por la mañana, en ayunas, junto con sobadas sobre el vientre para concentrar la bilis en el estómago. Se da una toma amarga, preparada con tres hojas de prodigiosa, hervidas en 1/4 litro de agua, que toma después de cada sobada para vomitar la bilis. Una vez expulsada, puede dormir porque desaparece el dolor.

Para curar el latido, el terapeuta aprieta con un dedo el sitio donde debe localizarse (debajo del ombligo) y con los dedos de la otra mano busca "dónde está brincando"; al localizarlo, lo lleva soba para llevarlo a su lugar y coloca un "confortativo", elaborado con la planta jaral, que prepara en un recipiente limpio de grasa de cerdo, cuece al vapor las hojas de la hierba durante dos minutos; después las saca y hace una bolita, le agrega un chorrito de alcohol y lo coloca sobre el lugar donde brinca el latido y venda la bolita con una faja.

A las 24 horas, la quita y vuelve a dar otro masaje para cerciorarse que el latido está en su lugar; en caso contrario, lo busca nuevamente, lo lleva a su sitio y repite el tratamiento. El enfermo debe evitar comer carne de cerdo, mucha grasa o chile. Los adultos, además, no deben tomar bebidas alcohólicas.

Si el enfermo no sigue las indicaciones del médico, su estado se agrava y "los familiares pasan cinco o seis días cuidándolo día y noche, porque no puede dormir ni comer por el dolor y muere. Para evitar que vuelva a padecer de bilis, una vez superada la crisis, se le recomienda seguir tomando el té de prodigiosa, en dosis de una taza después de cada comida, durante nueve días.

5 comentarios:

TheSietenueve dijo...

Quisiera poder contactar con usted Jose manuel lopez castro, me interesa lo que publico. podria enbiarme un correo dieguito96@live.com.mx

TheSietenueve dijo...

Quisiera poder contactar con usted Jose manuel lopez castro, me interesa lo que publico. podria enbiarme un correo

Unknown dijo...

Ayy que mala onda yo tengo latido y cada rato se me sube y no puedo comer me duele muchisimoo. No se que hacer!!!

Unknown dijo...

Ayy que mala onda yo tengo latido y cada rato se me sube y no puedo comer me duele muchisimoo. No se que hacer!!!

Unknown dijo...

A mi tambien llevo semanas que el dolor se me va momentaneamente pero al comer me regresa y aunque me an sobado creo no es suficiente porque me regresa tengo q reconocer que soy muy enojona.