sábado, enero 17, 2015

De la tradición nacional

Pulso

El pulso es un signo vital de suma importancia para terapeutas tradicionales, quienes diagnostican el origen y la gravedad de las enfermedades de acuerdo con sus características y ubicación.

Lo localizan en la muñeca, palma de ambas manos o en las coyunturas de brazos y piernas, según la medicina tradicional, cuyo carácter es sólo cultural.

Los zoques de Veracruz lo buscan en la palma de la mano, apretando suavemente con un pedazo de copal blanco o negro y si no aparece es señal de que la persona sufre de susto.

Nahuas de Mecayapan, Veracruz, también lo ubican en las manos y en las coyunturas de los brazos. Según los ancianos, en estas partes del cuerpo tenemos los corazones del espíritu y si en alguna de ellas la vena no late, significa que el susto es grave.

Curanderos huastecos establecen la gravedad y pronóstico de vida de sus pacientes auxiliándose de los datos que les revela el pulso: si se localiza en la muñeca, diagnostican una enfermedad leve; si lo ubican en el codo, estiman un estado grave, pero si sólo lo detectan en el hombro, el pronóstico es fatal.

No hay comentarios.: