lunes, noviembre 28, 2005

Terapias alternativas: Higiene del aparato locomotor (Colaboradora Invitada Dra. Margarita Madrid)

Para un buen desarrollo y crecimiento óseo, la alimentación del niño pequeño al seno materno es vital; posteriormente, la cantidad correcta de calcio en los alimentos contribuirá a su buen almacenamiento en los huesos y prevendrá fracturas o deformaciones tempranas, dolores óseos, etc.
El buen funcionamiento de las articulaciones o coyunturas, sobre todo las de mayor movimiento, depende del buen estado de todos los elementos que contribuyen a su integridad. Por ejemplo, superficies óseas articulares, cápsulas sinoviales y articulares, ligamentos y otras más.
Las articulaciones deben mantenerse siempre en movimiento para evitar su atrofia y rigidez. Los músculos voluntarios se desarrollan y conservan mejor si se practican con regularidad ejercicios como marcha, carreras y natación que constituyen ejercicios completos, aunque existen otros, como la gimnasia con aparatos o sin ellos, que también estimulan los músculos.
La nutrición adecuada de los huesos, articulaciones y músculos depende también de una circulación sanguínea suficiente para llevar suficiente oxígeno y nutrimentos a estas estructuras que son el sustento de nuestros órganos internos.
La actividad física debe practicarse en todas las edades; es necesario acostumbrarse a hacerlo. Desafortunadamente, la vida actual nos impone al sedentarismo que causa enfermedades, estrés, obesidad, fatiga fácil, acortamiento de la vida, etc.
Una alimentación balanceada que incluya frutas, verduras, cereales y leguminosas contribuirán a tener un sistema locomotor sano, sin olvidar los baños de sol para la mejor fijación del calcio en los huesos.

No hay comentarios.: